jump to home menu jump to vertical menu jump to content jump to footer

Consumer Alert:

11/01/2005

Aviso Para Los Consumidores - La Ley Que Require El Pago De Un Deducible Durante La Temporada De Huracanes Benificiará a Las Víctimas Afectadas Por Mas De Un Huracán

 

 

CONTACTO:
Tami Torres o Bob Lotane
(850) 413-2842
 
MIAMI----Tom Gallagher, Jefe Financiero del Estado de la Florida,  alerta a los consumidores que han sido dañados por más de un huracán y no han satisfecho su primer deducible, que la cantidad restante del deducible puede ser añadida al deducible de la segunda pérdida.
 
"Después de los eventos que ocurrieron en el año 2004 con cuatro huracanes, tuvimos gran éxito en el paso de una ley para limitar los deducibles asesorados a los asegurados por cada huracán durante esa temporada," dijo Gallagher, "no importa las pérdidas causadas por varios huracanes.   Los Floridanos deben saber que es posible combinar las pérdidas con el fin de llegar a la cantidad que se necesita para cumplir con el deducible para huracanes.   Mi mayor esperanza es que esta ley le dará la protección que necesitan nuestros consumidores para evitar mas problemas finánciales."
 
Bajo la nueva ley, sólo un deducible, típicamente de más o menos dos o cinco por ciento para la estructura, puede ser aplicado.  No importa el número de huracanes que afectaron al asegurado.   
Cuando el deducible por huracanes ha sido pagado, la compañía de seguros sólo puede usar el deducible que existe en la póliza, que no es el de huracanes. Si el asegurado hace su reclamo por daños causados por otros huracanes en la misma temporada. 
Usualmente, el deducible que existe en la póliza que no es para huracanes es de $500 por pérdidas causadas por fuego o robo.
 
Por ejemplo, un deducible de dos por cientos en una estructura asegurada por $200,000 es de $4,000.  Si la pérdida excede los $4,000 bajo el Huracán Katrina, se considera que el deducible ha sido satisfecho.  Reclamos por daños causados por otras tormentas están sujetos al deducible que no es de huracán, o $500.  Si el consumidor recibió daños mayores de $500 por el huracán Wilma, los gastos serán pagados de acuerdo con el contrato de seguros.
 
Pero si la situación es que el asegurado sólo tiene daños causados por Katrina que sólo llegan a $3,000, todavia existe un balance de $1000 que debe ser asesorado para cumplir con los $4,000 del deducible por huracanes.  Esa cantidad será añadida al reclamo por daños causados por Wilma o cualquiera otra tormenta.  Si la cantidad que se debe después del asesoramiento del primer deducible (durante la temporada) es menor, y el deducible regular de la póliza es mayor, el segundo será el deducible para la segunda pérdida o los $500 si ese es el deducible regular de la póliza.
 
Cualquier pregunta que el consumidor tenga sobre su seguro puede ser contestada llamando a la línea gratis del Departamento de Servicios Financieros, 1-800-22-STORM.  El Departamento tiene  especialistas en varios de los centros de asistencia en la Florida donde pueden ofrecer ayuda a los consumidores para localizar a su compañía de seguros, obtener fondos de emergencia de la compañía de seguros, comida, agua y refugio.
 
Muchas de las compañías de seguros han enviado personal a estas localidades. Estas estaciones de seguros están abiertas de 8 de la mañana a 7 de la noche, toda la semana.  La dirección de estas estaciones es:
 
• En el condado de Broward –5901 W Sunrise Boulevard, Plantation (enfrente del Plantation High School)
• En el condado de Miami-Dade, 401 East 65th Street (122nd Street) , Hialeah (abren lel miércoles)
 
Asistencia puede también ser adquirida visitando las oficinas del Departamento de Servicios Financieros:
• 400 N. Congress Ave, Suite 210, W. Palm Beach (561)640-6700
• 401 NW 2nd Ave, Suite N 307, Miami   (305)536-0300
• 2295 Victoria Ave, Suite 163, Ft. Myers  (239) 461-4000
El departamento anticipa tener sus representantes en los Centros de Recuperación  después de un Desastre que están bajo el FEMA.
 
Gallagher toma esta ocasión para alertar a los consumidores sobre la nueva regla que ha sido puesta en vigor por el comisionado de seguros de la Florida que cubre los daños causados por el huracán Wilma.   Las pólizas no pueden ser canceladas hasta que han pasado 90 días después del recibo que los daños causados por el huracán han sido reparados.  También, las farmacias deben de permitir que sus clientes obtengas sus recetas médicas sin tomar en consideración los 30 días.  La razón es que hay muchas personas que han tenido que evacuar sus casas y necesitan tener suficiente medicina durante ese  tiempo.  Otra regla fue iniciada hoy prohibiendo la cancelación o el no renuevo de pólizas comerciales o residenciales, de auto, de salud, HMO y de cuidado continué en centros de retiro en los 20 condados donde se han reportado daños causados por el huracán Wilma.
 
El Jefe Oficial Financiero de la Florida, Tom Gallagher, como miembro electo del Ministerio del Estado, tiene a su cargo el Departamento de Servicios Financieros.  Este departamento es una agencia estatal de oficinas múltiples responsable del manejo de fondos estatales y propiedades sin reclamar, asistiendo a los consumidores que solicitan información y ayuda relacionadas con servicios financieros, como también la investigación de actos fraudulentos de índole financiera. Gallagher sirve también como Mariscal de Incendios del Estado de la Florida.